Control de personas enfermas, niños, ancianos...

       Para  controles  diarios  de gente mayor, por  ejemplo  la tensión o el azúcar la medición puede ser realizado por el paciente en su casa.   Los equipos transmiten los datos al hospital que confirma la recepción y se  pone  en  contacto con  el  paciente  si  hace falta.   Por ejemplo para ver que han realizado  tareas  básicas  como  haberse  levantado  por  la mañana, tomado  la  medicina, vestido, salido para comer, acostado por la noche etc.  Alguna o varias de las visitas rutinarias de control del personal  que los  realizan pueden  ser sustituidas  con sensores, por ejemplo  de  presencia  en  el baño, movimiento en la caja de medicinas, en la cama que avisa que la  persona está  acostada por la noche o que se ha levantado por la mañana etc.

       En casos leves es posible  para el médico con un  simple sistema de video-conferencia y un kit domestico de medicina remota digital diagnosticar el paciente. Puede ser un niño El caso puede ser con un  niño que se  encuentra  un poco mal por la mañana.   Y para no tener que innecesariamente estar con sus padres  30 minutos  en el coche para llegar al hospital, y luego una hora en la cola de urgencias.

Cerrar esta Ventana